miércoles, 12 de diciembre de 2007

La mancha teleplástica

Uno no es, la verdad, de mancharse excesivamente. Pero, si me tengo que manchar, claro, tiene que ser siempre o cuando estreno algo o en el día de la semana que más tarde llegue a casa, para poder lucir la mancha durante más horas.
Tenía que pasar, por tanto, que me manchara hoy (esta vez por la segunda de las razones). El Minute Maid Duo [sic] frutas Mediterráneo que tengo al lado del teclado (riéndose a abrefácil abierto el muy) ha sido el culpable. Así que toca pasar la tarde y parte de la noche con tan bella mancha (que, por lo demás, está en uno de los colores menos disimulables del jersey). Aunque lo mismo nos encontramos ante una revelación en forma de mancha, como las caras de la Virgen que se manifiestan a través de las tostadas, o ante la versión malagueña (y revisitada) de las caras de Bélmez.
Seguiremos informando.

P.D.: Sí, lo sé que esperáis toooodos ansiosos el reporte de Venecia. En cuantito me deslíe me manifiesto al respecto.

1 comentario:

lanita dijo...

jajajaa!
hola Yorch! sí, nos hemos leído en 4Colors... y tu blog tembién (que es más que también... dios, la de explicaciones que gasto por no borrar una errata!) me ha hecho mucha gracia.
sí, las manchas son unas putas. todas. puedes pasarte años si echarte una en el cuerpo, puedes correr bajo una lluvia de aceite sin que te caiga ni una... pero amiguito... en el momento que NECESITAS ir limpio, ahí está, acechando... serías capaz de mancharta (como se dice en mi pueblo) con higos secos (¿?¿?¿? yo tampoco lo entiendo...)!!
seguiré leyéndote... y muy buena la foto!

un beso cibernético!
ana.
(Yorch Clooney????) (diquesí, diquesí...!!!)
:-)