viernes, 26 de octubre de 2007

Los 300

No me refiero a la película, que conste, sino a los 300 euros que he logrado atesorar desde el 6 de enero del corriente. Qué poco gana este hombre, pensaréis. No, no es eso (bueno, sí, pero no viene al caso). Paso a explicarlo:

Corría la tarde del día seis de enero. Tetería de la calle san Agustín. La noche empezaba a cubrirnos con su oscuro manto.... Se nota un poco que éste no es mi estilo, ¿no? A ver si éste sí: Tras la fiebre consumista de las Navidades, over a coffee, unos amigos me contaron un curioso juego que os puede llevar a la risa pero a saber si al final lo termináis haciendo. Consiste en buscar un algo que te quieras comprar pero que realmente realmente no necesites. Ése es el objetivo. La forma de llegar a él: ir guardando todas las monedas de dos euros que caigan en tus manos. Todas. Es una variedad del típico propósito de "Todos los días guardo un euro" pero sin tan mala sombra (no hay que quitarse de fumar ni dejar los cafeses) y con la novedad de la entrada en juego de la variable azar, que por lo menos le da un poco más de emoción. Pues bien, 150 moneditas son las que han entrado en mi bolsillo y lo han abandonado para ir a reposar a mi taza con el logotipo de cuando el MoMA estuvo en Queens. Y lo mejor de todo, no he hecho trampa. Ni siquiera esa vez que, para pagar los [censored] 1,50 euros del aparcamiento del aeropuerto, la gentil máquina tuvo a bien devolverme la vuelta, 18,50 euros, desglosados en una moneda de cincuenta céntimos y nueve (sí, nueve) de dos euros. Eso sí, todos ellos relucientes. Y sí, cuando me alejaba hacia el coche la máquina seguía riéndose la muy.

¿Mi objetivo del juego? Se me olvidaba: un viaje. Cuando empecé no sabía adónde. Ahora, sí: para el Camino de Santiago (aka Operación Vieira). Hasta julio, todavía me quedan unos meses para seguir "jugando". Pero tengo que utilizar una taza nueva, que ésta ya la tengo a rebosar. Para cumplir mi propósito, sólo queda una cosa: que no le dé a todo el mundo por hacerlo, porque entonces comenzarán a escasear las monedas de dos tanto como lo hacen los billetes de 500.

1 comentario:

deka dijo...

Ui Ui Ui... este juego me mola!! Ahora si el parking me da 9 monedas de 2 euros... seguro que hago trampa! Soy ahorrativa, pero hasta esos extremos... Ale ale! A por los 600... los 1.000... Saludos!
P.D. Eso del blog menos actualizado de la Red... está cambiando! Muuuuyyy biennnnnn :-)