lunes, 3 de marzo de 2008

¿Predestinado?

Buenas noches a todos:
Ahora empiezo a entenderlo todo. Hace muchos años, en una época oscura de mi pasado (que no debería airear aquí, por si acaso), cometí el craso error, qué inmaduro era, de comentar en mis círculos más cercanos que me gustaba la colonia Boston Man. Desde ese momento hasta abandonar la pubertad, no hubo cumpleaños, santo ni Reyes en el que no se acordaran de "mi colonia 'favorita'". Lógico, llegué a aborrecerla, pero terminé haciéndome con el kit completo, que incluía la colonia de marras, el desodorante, after shave (para qué querría yo uno con la poca barba que tenía) y su neceser y todo.
El viernes pasado se cerró el círculo: Me han concedido una beca para investigar en la ciudad homónima de la colonia el curso que viene, para ser más concretos, en Harvard. Queda claro, pues, que la colonia de Puig no hacía más que mandarme señales, pero yo, infeliz, las desprecié. A partir de ahora, prometo estar pendiente de tales señales olfativas. Por cierto, que últimamente la colonia que uso se llama Very Irresistible, por lo que la fiabilidad de este nuevo método de adivinación es más que cuestionable.

3 comentarios:

Danilac dijo...

Enhorabuena! No sabes cómo me alegra tener en Boston Man a un guía gratuíto y amante de la música. Conoce a muchas universitarias, y presenta, presenta!!!

deka dijo...

Entonces lo de tu beca en un pozo fue una falsa alarma? Ayyy cuanta envidia irradian mis ojos... (¿envidia sana?) Disfrútala, tu que puedes!!

Besos!

Yorch dijo...

Danilac, muchas gracias, sé que te alegras de verdad. ¡Ya sabes dónde estaré a partir de septiembre!
Deka, no, es otra beca, la otra era más corta (seis semanas), pero en Nueva York. Y de envidia nada, a no ser que sea sana, claro. ¡Un beso!